Fecha de llegada
nuestro
Habitaciones
Adultos
Niños

No cabe duda de que la mejor forma de descubrir una ciudad es caminando.

Ir a pie permite conectar de una manera más directa con el ambiente local y admirar con mayor atención los detalles de la arquitectura de los edificios.
El centro histórico de la Ciudad de México es perfecto para disfrutarse a pie. Sus calles están llenas de joyas arquitectónicas, museos, coloridas tiendas y rincones sorprendentes que valen mucho la pena conocer.
Hemos creado este tour a pie por el centro histórico para que pueda conocer a su propio ritmo y gusto algunos de los sitios más importantes del primer cuadro de la ciudad. El recorrido lo hemos diseñado partiendo desde Hotel Canadá.

Primera parada: Zócalo

Salga del hotel y diríjase hacia el corazón del centro histórico de la ciudad: el Zócalo capitalino. Es la plaza pública más importante del país y con más de 45,000 m2, es una de las más grandes en el mundo.
Párese en el centro y mire a su alrededor. Lo que ve son los principales edificios de gobierno, la hermosa Catedral Metropolitana y calles llenas de historia. Depende de la fecha en la que esté de visita en la ciudad, es posible que se encuentre con algún evento cultural público, pues aquí se realizan conciertos, ferias artesanales, desfiles y festivales de temporada.
También, puede empezar su día desayunando en la terraza del restaurante Balcón del Zócalo. Desde ella tendrá una vista única y privilegiada al Zócalo, la catedral, Palacio Nacional y el resto de los edificios históricos que aquí se encuentran. Es un sitio perfecto para tomar lindas fotos panorámicas y, por supuesto, una buena selfie que no puede faltar como recuerdo de su visita. Además, le aseguramos que comerá delicioso.

Segunda parada: Palacio Nacional

Palacio Nacional es la sede oficial del Poder Ejecutivo en México y es una joya arquitectónica que a través de más de 500 años de historia se ha ido adaptando.
Si bien admirarlo por fuera es muy lindo, vale mucho la pena conocerlo por dentro. Está abierto al público de manera gratuita y en su interior encontrará varios murales pintados por Diego Rivera. Todos son maravillosos, pero, sin duda, el que se lleva la mayor admiración es “Epopeya del Pueblo Mexicano”, pintado en el cubo de una de las escaleras principales del palacio y donde Rivera retrató hechos sociales de la historia de México, desde la época prehispánica hasta el siglo XX.

Tercera parada: Catedral Metropolitana

Construida a mediados del siglo XVI, la Catedral Metropolitana es una de las iglesias más grandes en Latinoamérica.
Cuenta con 5 naves y 14 capillas laterales, más una sacristía y una sala capitular, que abarcan una superficie de cerca de 6,000 m2. Además de su impresionante tamaño, es considerada como uno de los conjuntos religiosos más hermosos del continente, tanto por la belleza y originalidad de su diseño arquitectónico, como por los tesoros artísticos que hay en su interior.

Cuarta parada: Calle Madero

Después de dar un recorrido por el interior de la catedral, camine hacia Madero, una de las calles con mayor historia en el centro y que conecta el Zócalo con el Palacio de Bellas Artes.
Esta vía fue convertida en un andador peatonal y en un breve recorrido de 7 cuadras encontrará diferentes recintos culturales como el Museo Mexicano del Diseño (MUMEDI), el Museo del Estanquillo y el Palacio de Cultura Banamex. También edificios históricos, iglesias, tiendas de ropa, restaurantes y bares.
Antes de llegar a Eje Central, encontrará a su mano derecha la Casa de los Azulejos, que hoy es un restaurante. Este es un buen lugar para tomarse una foto pues es una interesante construcción cubierta de cerámica de talavera (tradicional del estado de Puebla).

Quinta parada: Museo Nacional de Arte

Por la pequeña calle que está a un costado de la Casa de los Azulejos podrá llegar al Museo Nacional de Arte, mejor conocido como MUNAL.
Este es uno de los mejores museos de arte en el país y está alojado en uno de los edificios más bonitos en toda la ciudad (tanto por dentro como por fuera). Cuenta con más de 3,000 obras de arte, principalmente pinturas realizadas desde el siglo XVI hasta la primera mitad del siglo XX.
Cuando visite el MUNAL no dude en preguntar por las exposiciones temporales, ya que aquí se presentan algunas de las mejores que se hacen en la ciudad.

Sexta parada: Palacio de Bellas Artes

En su camino entre el MUNAL y el Palacio de Bellas Artes pasará por el Palacio de Correos, que sin duda llamará su atención. Este edificio es otra de las grandes joyas arquitectónicas del centro histórico, así que no olvide tomarle una foto.
Ahora sí, el Palacio de Bellas Artes es la casa máxima de arte en México. Aquí se llevan a cabo algunos de los eventos culturales más reconocidos en el país, como conciertos sinfónicos, óperas y ballets.
Tómese el tiempo de recorrerlo por dentro, pues además de admirar su arquitectura y visitar la exposición temporal en turno, podrá ver 12 murales realizados por los principales muralistas mexicanos, como David Alfaro Siqueiros, Diego Rivera, José Clemente Orozco y Rufino Tamayo.

Séptima (y última) parada: Museo Memoria y Tolerancia

Para llegar a la última parada debe cruzar la Alameda Central que fue creada en 1592, por lo que es el parque más antiguo de la ciudad.
El Museo Memoria y Tolerancia forma parte de este tour a pie por el centro histórico pues ofrece una extraordinaria experiencia a sus visitantes. Se dedica a preservar la memoria histórica de terribles eventos sociales, y promueve el respeto y tolerancia entre la humanidad. Es uno de los museos más interesantes en esta zona de la ciudad.
Al terminar la ruta, seguro estará hambriento. Le recomendamos que lea nuestro artículo sobre restaurantes de cocina mexicana en el centro histórico para que se dirija a uno de ellos y se relaje mientras disfruta de una gran cena.

Suscríbete

a nuestro newsletter